TERAPIA DE PAREJAS

TRATAMIENTOS

TERAPIA DE PAREJA:

Problemas de comunicación

Dificultades sexuales

Discusiones frecuentes (por cuestiones domésticas, los hijos, el dinero, la familia política…)

Infidelidad

Falta de confianza

INFORMACIÓN

Las quejas en la mayoría de las parejas que acuden a consulta suelen ser muy similares: tareas domésticas, economía, hijos, sexo, familia política… En terapia vamos a ver cómo os posicionáis frente a esto, cómo gestionáis las dificultades y enseñaros formas más eficaces de lidiar juntos ante estas situaciones. No es importante quién de los dos tiene o no razón, ni tampoco quién gana, sino que sepáis hacer equipo, y podáis sentir que vuestra relación es un sitio “donde quiero estar”. Las parejas que funcionan bien, saben dejar la amenaza fuera de la relación, y su relación está basada en la atracción.

Así pues, el objetivo de la terapia es aprender a crear una relación donde los dos miembros de la pareja sepáis manteneros mútuamente a salvo, donde la relación está basada en la equidad y la mutualidad y donde no tengáis dudas de que podéis recurrir al otro en cualquier momento, con la seguridad de que va a estar ahí para lo que necesitéis.

Por todo esto, el terapeuta va a indagar con vosotros dónde estáis ahora  como pareja, qué os ha traído a la consulta, cómo os vinculáis entre vosotros. Va a estar atento a la manera que tenéis de relacionaros, no solo desde la narrativa, sino, fundamentalmente, desde la observación en las intervenciones durante las sesiones (cómo os acercáis y alejáis el uno del otro, vuestras señales no verbales, el tono de voz, la prosodia..), así como proponiendo escenificaciones para poder evaluar y hacer cambios en tiempo real.

La terapia de pareja pretende orientaros , enseñaros a relacionaros desde un funcionamiento seguro. El psicólogo se convertirá en el terapeuta de vuestra relación, trabajando todo el tiempo con los dos miembros del la pareja en conjunto.

Y con todo esto, ayudaros a ser expertos el uno del otro, a fortalecer vuestra manera de conectaros entre sí, a recuperar y/o aumentar la confianza mutua, así como a minimizar lo negativo y saber lidiar frente a los problemas y las dificultades que surjan tanto dentro como fuera de la relación.

Si esto no fuera posible, entonces ayudaros a separaros de la manera menos dañina posible y acompañaros en esa dolorosa decisión.

TE PUEDE INTERESAR

TERAPIAS PARA NUESTROS PACIENTES

INFANTIL

ADOLESCENCIA

ADULTOS

TERCERA EDAD

TERAPIAS GRUPALES

TERAPIA DE PAREJAS

PSICODIAGNÓSTICO

ADICCIONES Y PROBLEMAS EMOCIONALES